Tras varios años degustando buena cerveza, me pongo a escribir sobre ella. Sin formación académica sobre esta fantástica afición, encontráreis sólo percepciones personales, puede que posiblemente equivocadas.

De visita a la 1ª Fira del Poble Nou de Cerveses Artesanes

Entrada al carrer Llull por la Rambla del Poble Nou

El pasado sábado 21 de Julio se celebró en el barrio de Poble Nou de Barcelona la 1ª Fira del Poble Nou de Cerveses Artesanes, organizada por el Eix Comercial del Poble  Nou y por la cervecería “La Cervecita Nuestra de Cada Día“, uno de los lugares de referencia de los cerveceros en Barcelona. La Fira se llevó a cabo de 10 a 00 horas en la calle Llull entre la Rambla del Poble Nou y la calle Llacuna, en un magnífico emplazamiento donde está también ubicado el local de la “Cervecita Nuestra de Cada Día“.

Decir ante todo que el evento fue todo un éxito tanto de asistencia de público como de organización, ya que se pudo disfrutar de la feria sin excesivas aglomeraciones ni colas destacables en los stands. Por suerte, no fue un día excesivamente caluroso y la localización bajo los árboles de la calle Llull evitó que el sol diera de pleno a los stands. La organización dispuso también de una pequeña zona de mesas, 4 puestos de comida, un escenario en el que se celebró un concierto de jazz, actividades infantiles (taller de globos) y alguna minicata. La Fira también contó con su cerveza propia elaborada para la ocasión: “La Poblenovina”, hecha por la cántabra DouGall’s.

Vista de los stands más cercanos a la calle Llacuna

La feria contó con 26 stands de Cerveceras Artesanas: 24 elaboradoras catalanas, 1 cántabra (DouGall’s) y los importadores de cerveza artesana de Dinamarca (Refsvindinge) CervesArt. O sea, que evidentemente el panorama artesano catalán quedó muy bien representado, aunque alguna ausencia destacable también hubo: Fort, Popaire, Bleder, Ales Agullons, … Quedó demostrado una vez más que aquí se elabora muy buena cerveza artesana y que la gente no es tonta, si les das a probar algo bueno, repite. La cultura cervecera del país está evolucionando y prueba de ello es el éxito que tienen estos eventos, que por suerte cada vez son más frecuentes.

La mecánica era bien sencilla, simplemente llegar y comprar por 3 euros el vaso de media pinta de 22 cl. conmemorativo de la Fira y empezar a degustar. Además, con el vaso venía un excelente libreto en que se detallaban todas y cada una de las cervezas disponibles en los tiradores de cada stand, para ir haciéndote una idea sobre donde ibas a dirigir los tiros. El precio de cada media pinta -22 cl.- era de 1,5 euros (el precio recomendado por la feria, pero no aplicado en muchos stands) o de 2 euros en la gran mayoría de los stands, y de 1 euro por medio vaso -10 cl.-.

El vaso conmemorativo de la Fira

En lo personal, decir que llegamos a media tarde y estuvimos un buen par de horillas disfrutando del buen ambiente y de la buena cerveza. Me hubiera gustado quedarme más tiempo pero compromisos personales me lo impidieron. Para un amante de la buena cerveza, una feria de estas características es una bendición pero también un peligro, hay que beber siempre con moderación porque a veces la impaciencia y el querer probarlo todo puede convertirse en un mal negocio.

Me puse el listón en 4 cervezas, una cifra más que suficiente para 2 horitas. Las cervezas afortunadas fueron: Zulogaarden Vibria, Gothia Launia IPA, L’Anjub 1907 y Marina Mas Cremat. Tan sólo llegar, la Zulogaarden Vibria fue una excelente decisión: una bitter muy refrescante, cítrica y lupulizada. A continuación fuí a por una de las que más ganas le tenía, la Gothia Launia IPA: una IPA de estilo californiano (de la que a decir verdad me esperaba un poco más), oscura y más tostada de lo habitual, no demasiado amarga, y que cuando la empecé a disfrutar ya la estaba casi terminando. La 3ª elección fue de nuevo refrescante, una decisión siempre segura: L’Anjub 1907, una Pale Ale al estilo inglés, turbia, muy cítrica y refrescante, con toques a uva, manzana y albaricoque, y con un final seco. Para finalizar, una Dry Stout sorprendente: la Marina Mas Cremat, una stout que me encandiló por su final seco. Y de propina, me llevé para casa una botella de la Cervesa del Montseny Aniversari IPA Natural (cerveza con la que celebran el 5º aniversario de la cervecera), sin duda una de las cervezas que mayor éxito de ventas tuvo.

En fin, una gran experiencia que esperemos que el año que viene tenga continuidad. ¡Felicidades a la organización y hasta pronto!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s