Tras varios años degustando buena cerveza, me pongo a escribir sobre ella. Sin formación académica sobre esta fantástica afición, encontráreis sólo percepciones personales, puede que posiblemente equivocadas.

Entradas etiquetadas como “#FFdA

4º Finde Fondo de Armario #FFdA

El pasado fin de semana del 29, 30 de Noviembre y 1 de Diciembre, se celebró la 4ª edición del Finde Fondo de Armario, un fantástico invento del compañero Blog Birraire, que sirve para que todos desempolvemos esas cervezas que permanecen en el fondo de nuestros armarios esperando a una ocasión especial para disfrutarlas.

Fiel a la tradición, tampoco hemos faltado a ésta edición del #FFdA, aunque no ha sido fácil. Desde aquí quiero reñir públicamente a Joan (Birraire) por siempre fijar los FFdA’s en un fechas tan poco favorables para mi persona… jejeje, bueno, bromas a parte, hemos hecho lo que hemos podido.

En esta 4ª edición se ha introducido una nueva variante,  mostrar como son nuestros armarios o despensas cerveceras. En mi caso, es un armario oscuro casi secreto ubicado en la cocina, perfectamente protegido y aislado de fuentes de calor, un lugar casi perfecto para que las cervezas se conserven en las mejores condiciones posibles dentro de un piso. Comparte protagonismo también con otras botellas de vino y espumosos. Como podéis ver en la foto, hay un surtido cervecero de bastantes más botellas, guardando en el fondo del armario todavía 4 Westlveteren XII que quiero añejar unos cuantos años más.

IMG_2636

De entre todas ellas, las 2 escogidas para éste 4º #FFdA, fueron la Struise Pannepot 2010 y la DouGall’s DUB.

STRUISE PANNEPOT 2010

IMG_2644

La cervecera belga Struise Brouwers vive momentos de esplendor recién cumplidos sus escasos 10 años de vida, siendo aclamada por muchos como quizá la mejor cervecera belga del momento. Mucha de esa merecida fama se la deben a su cervecera bandera, la Pannepot. Por eso he querido disfrutar en éste 4º #FFdA de la Struise Pannepot edición 2010, a la que 3 años de guarda le han sentado de maravilla para lucir todavía con mejores galas.

La Pannepot es una Belgian Dark Strong Ale, o Quadrupel, que está de pleno derecho en el olimpo del estilo, igualando o me atrevería a decir que hasta superando en muchos casos a la Rochefort 10, Chimay Grande Reserve (la azul), St Bernardus 12, Oerbier, etc, y no anda muy lejos de la mítica Westvleteren XII. Es una cerveza de 10,00% ABV excelentemente integrados, una casi obra de arte con multitud de matices maltosos y afrutados, cremosa y con una integración del alcohol excelente. Para tomar con calma, disfrutando cada trago como si fuera el último, a una temperatura superior a los 12 ºC, una de esas cervezas en mayúsculas que merecen que su degustación vaya acompañada de ese ritual especial y personal que muchos de nosotros hacemos en nuestras casas cuando vamos a tomarnos un cervezón.

En nariz, su aroma es intenso, dominada por las maltas oscuras con notas a chocolate, caramelo quemado, pasas, frutos negros, ciruelas, azúcar candy, y con un sutil aroma floral del lúpulo y con notas a uva. En boca, es seca y de sabor dulce y de amargor medio, donde percibimos lo mismo que en nariz pero notándose también matices especiados y notas destacables a uva moscatel y manzana, y el toque de levadura. Tiene un final muy largo y agradable, seco, de postgusto bastante dulce y no demasiado amargo, en el que perduran los frutos negros, caramelo y chocolate, pero especialmente la uva moscatel y manzana. De cuerpo entero, sólo tiene un leve defecto, quizá está demasiado carbonatada, igual como sucede con algunas otras cervezas del estilo.

DOUGALL’S DUB

IMG_2657

La 2ª cerveza de mi #FFdA, me la trajo el amigo Roberto (@robvibes en Twitter) de sus vacaciones estivales en Cantabria, comprada directamente en la fábrica de DouGall’s en Liérganes. La DUB no deja de ser una Raquera etiquetada exclusivamente y de edición numerada para el festival de Reggae La Concha Reggae Vibes, celebrado el pasado 10 de Agosto en La Concha de Villaescusa.

Cuantas veces hemos dicho injustamente (y yo el primero), que las Pilsner son un estilo menor. Tras mis pasadas vacaciones en Agosto en Praga y en la República Checa, jamás gozaré a decir más semejante sandez. Aún así, es difícil encontrar una buena Pilsner por estos lares, pero esta DUB me hizo teletransportarme durante unos minutos a Praga. La DUB es una Pilsner cremosa, con cuerpo, bastante lupulada, muy refrescante, equilibrada y con un sabor intenso, en la que la malta y el grano se conjugan perfectamente con el lúpulo sobretodo de perfil cítrico, pero también floral y herbal.

En nariz, su aroma es de intensidad media, dominada por la malta Pilsen y el grano, con notas intensas cítricas, herbales y florales del lúpulo. En boca es bastante seca, de sabor intenso, bastante dulce y de amargor mediana, donde también destaca con fuerza la malta, y notas cítricas a limón y algo de naranja, y un ligero toque especiado. De cuerpo medio, su textura es cremosa pero también algo terrosa. Su final es duración media y muy seco, de postgusto bastante dulce y con un bonito punto de amargor, perdurando la malta y el grano, y las notas cítricas.

Anuncios

Cata (especial 3º #FFdA): Belgian Style Yeti Imperial Stout

IMG_1912

FICHA TÉCNICA

Nombre: Belgian Style Yeti Imperial Stout

Elabora: Great Divide Brewing Company

Procedencia: Denver (Colorado, USA)

Tipo: Ale

Estilo: Imperial Stout

Alc.Vol: 9,50%

IBU: 75

Botella: 65 cl

Fecha de la cata: 28/05/2013

Fecha de consumo preferente botella: 01/01/2012

Temperatura recomendada: 12-15 ºC

Vaso: Snifter

IMPRESIONES

El blog Birraire organizaba su 3º #FFdA y no pudimos faltar a esta cita ineludible. ¿Qué es el #FFdA? Pues muy sencillo, las siglas FFdA significan: Finde Fondo de Armario. El Finde Fondo de Armario es una llamada del imprescindible blog Birraire a todos los blogueros cervesiáfilos, para que durante un fin de semana compartamos con todo el mundo digital aquellas cervezas que llevaban tiempo criando telarañas en nuestros armarios o bodegas, esperando a un acontecimiento especial para degustarlas y que después por el motivo que sea nunca llega. Celebramos la 3ª edición del #FFdA, y ésta es nuestra 2ª participación, ya que en su 1ª edición todavía no existíamos como blog.

El #FFdA ha sido la excusa perfecta (y bendita excusa!) para sacar de mi armario éste extraordinario cervezón que os presento: la Belgian Style Yeti Imperial Stout, de la excelente cervecera de Colorado llamada Great Divide Brewing Co. Todavía nunca había tenido el placer de degustar ninguna cerveza de Great Divide y al ver que hace unos meses decidían cerrar sus exportaciones fuera de los Estados Unidos, pensé que me quedaría con la ganas para siempre. Siempre dicen que hay una 2ª oportunidad para todo, y cuando vi en las estanterías de 2d2dspuma ésta botella, fué un amor a primera vista y me lancé a por ella, a pesar de que ya estuviera unos cuantos meses fuera de su fecha de consumo preferente.

Great Divide es una cervecera de Colorado que nació a finales de los 80 y a día de hoy ya cuenta con 45 empleados, y que está mundialmente reconocida como una de las mejores cerveceras artesanas del planeta. Su Belgian Style Yeti Imperial Stout es una Imperial Stout con levadura belga, imprescindible para los amantes de los petróleos, muy sabrosa, con un equilibrio espectacular, una gran textura sedosa y con el alcohol excelentemente integrado. Os preguntaréis, ¿y por qué es una cerveza de fondo de armario? Pues básicamente por los 65 cl de su botella me daba algo de respeto tomármela yo solo dados sus 9,50% ABV, y porque también estaba esperando una tarde perfecta en que tuviera en casa la suficiente tranquilidad e intimidad para disfrutarla como se merece. Porque tomarse un cervezón así requiere su liturgia, como si de un ritual se tratara.

Servimos la Belgian Style Yeti Imperial Stout en un vaso Snifter, el ideal para destacar todas las cualidades organolépticas de éste estilo de cerveza. Su aspecto es extraordinario, de color prácticamente negro, totalmente opaca y de burbuja prácticamente inexistente (el único defecto perceptible en esta cerveza al estar pasada de fecha casi 7 meses). Su espuma es abundante al servirla y de mediana retención, entre cremosa y jabonosa, de color marronoso muy claro (color café con leche), y que perdura hasta el final con una fina capa cercana a las paredes del vaso. En nariz, su aroma es de intensidad alta, destaca la malta torrefacta y chocolate, con notas a café, caramelo quemado, toffee, aceitunas negras, regaliz, frutos negros, vainilla, tierra y algo de resina.

En boca es bastante seca, de sabor algo dulce y de mediano amargor, con mucho poder de las maltas torrefactas notando lo mismo que hemos percibido en nariz, aflorando notas más intensas a vainilla, aceitunas negras, algo de madera, y matices especiados y a levadura belga. De cuerpo entero, su textura es sedosa. De final largo y bastante seco, de postgusto bastante dulce y algo amargo, donde perduran las maltas torrefactas y chocolate, notas a caramelo, toffee, vainilla y ligera madera. De carbonatación muy baja, prácticamente inapreciable, seguramente debido a que esta botella ya estaba 7 meses fuera de fecha.

En definitiva, he disfrutado este cervezón como hacía tiempo que no lo hacía con una cerveza. Sensaciones rozando a la perfección, y que nos demuestran que una cerveza fuera de fecha no quiere decir que esté ni caducada (la cerveza no caduca!!!) ni que sea mala en absoluto. A pesar de que pensaba de que los 65 cl de ésta botella se podían hacer algo monótonos y contundentes para tomármela yo solo, pero para nada he tenido esa sensación. Ideal para disfrutarla a una temperatura nada fría, entre los 12 y 15 ºC descubriremos todos sus matices de ésta cerveza tan disfrutable y que hay tomar en calma, sin prisas y en un ambiente lo más relajado posible. Como sugerencia de maridaje, proponemos cualquier estofado de carne de caza o con un postre como por ejemplo un tarta Sacher.

Joan (@birraire), queremos ya la 4ª edición del #FFdA, para tener la excusa perfecta de desempolvar otros excelentes cervezones de nuestros armarios!!! ¿Para cuando?

NOTA: 9,75

Reseña en RateBeer.com


Cata (especial #FFdA): Mikkeller Beer Geek Brunch Weasel

FICHA TÉCNICA

Nombre: Mikkeller Beer Geek Brunch Weasel

Elabora: Mikkeller

Procedencia: Copenhaguen (Dinamarca)

Tipo: Ale

Estilo: Imperial Stout

Alc. Vol: 10,90%

IBU: desconocido

Botella: 50 cl.

Fecha de la cata: 17/11/2012

Fecha consumo preferente botella: 16/09/2016

Temperatura recomendada: 12-15 ºC

Vaso: Snifter

IMPRESIONES

Si sois cerveceros digitales de pro, deberíais conocer el Blog Birraire, una de las mecas de la cultura cervecera. Para estas fechas, el Blog Birraire celebra la 2ª edición del Finde Fondo de Armario (con su hashtag en twitter #FFdA), en el que los blogueros cerveceros nos tomamos una de aquellas cervezas que siempre guardamos para una ocasión especial, y que después por el motivo que sea nunca encontramos el momento idóneo para disfrutarla. Y que mejor escusa para tomarme y compartir con vosotros un cervezón especial que guardaba desde hace varios meses en la estantería, la Mikkeller Beer Geek Brunch Weasel. ¿Por qué estaba esta cerveza en el fondo de armario? Pues básicamente porque la compré ya bien entrado el verano y la fui dejando dejando porque el calor no invitaba demasiado a una Stout bien potente, y ahora que el fresco ya ha asomado un poquito la cabeza (pero tampoco demasiado), la comparto con todos vosotros.

Esta Beer Geek Brunch Weasel es toda una rareza más de la danesa Mikkeller, una Imperial Oatmeal Stout de armas tomar (10,90% de ABV), elaborada por Mikkeller en las instalaciones de Nøgne Ø en Noruega. Mikkeller siempre busca innovar, y lo especial de esta cerveza es que está elaborada con adiciones de granos de café de comadreja (Weasel en inglés). ¿Y eso qué tiene de especial? Pues para empezar, diremos que es un café bastante escatológico, y dicho sea de paso también es uno de los más caros del Mundo. Este café procedente de Vietnam, tiene la peculiaridad de que cada grano es tragado entero (sin masticar) por comadrejas, y tras unos días en sus estómagos sus propiedades se ven alteradas por los jugos gástricos de estos animalitos, y posteriormente ya metabolizados las comadrejas defecan estos granos enteros. Tras un proceso de secado y de limpieza (por motivos obvios), este café se comercializa a unos elevados precios y está considerado con uno de los mejores del planeta. Sé que más de uno tras leer esto, verá esta cerveza con otros ojos.

Prejuicios a parte, vamos a disfrutar de este cervezón. Al servirla en vaso Snifter (de balón), presenta un muy buen aspecto, de color marrón muy oscuro (casi negro) con tonos rojizos, totalmente opaca y de burbuja pequeña y lenta, y con abudantes sedimentos en suspensión. Nos sorprende que produzca más espuma de la esperada por su alta graduación, de color marronoso rojizo, abierta y jabonosa, y que pasados unos minutos desaparece sólo dejando una pequeña capa cerca de las paredes del vaso. En nariz, su aroma es muy intenso a café, torrefacto, a madera, chocolate, caramelo quemado, lúpulo, tierra húmeda y algo de alcohol.

En boca, su sabor es dulce, bastante seco y amargo, algo licorosa, con notas muy dominantes a café y maltas torrefactas, y en menor medida a chocolate negro, madera, caramelo quemado, resina, humo, cereza madura, ligero toffee, vainilla, pimienta negra y blanca, notándose también un poco el gusto a alcohol. Su cuerpo es lleno, con una excelente textura entre cremosa y sedosa, y ligeramente terrosa. De final largo y muy agradable, bastante seco y amargo, con postgusto torrefacto a café, chocolate, uva, madera, resina y cereza madura. De carbonatación baja/media, nos deja un leve cosquilleo en la punta de la lengua.

Tenía muchas expectativas depositadas en esta cerveza y no me ha decepcionado para nada. En definitiva, un cervezón que llega casi al calificativo de obra de arte, que encontraremos sólo disponible en botella de 50 cl. y a un precio bastante elevado (7,20 euros me costó). Nos sorprende su alcohol bien integrado a pesar de sus 10,90% de ABV. Ideal para degustar con muchísima calma y nada fría (a unos 15 ºC), con lo que necesitaremos más de 1 hora para tomarnos el medio litro si lo hacemos sin ayuda. Una maravillosa Imperial Stout con muchísimo carácter, muy bien conseguida y con un gran equilibrio de sus perfiles maltosos y de lúpulo, con una fantástica textura con la suavidad de la avena (recordemos que es una Imperial Oatmeal Stout), y un final muy agradable que va mejorando a medida que la vamos disfrutando. En mi opinión es una cerveza más de sobremesa y para disfrutar con muchísima calma, y no tanto para comer, pero si la queréis maridar lo haría bien con postres con café como un tiramisú, o en un plan más típico anglosajón con un desayuno potente con bacon.

NOTA: 9,75.

Reseña en RateBeer.com

Reseña en BeerAdvocate.com